Mezcla de alimentos en el parto : Una solución óptima en la alimentación

Por Amanda B. Uitermarkt, M.Sc., Dr. Hyatt Frobose y Sylven Blouin, Agr. 

Feed blending in lactation - Gestal Quattro

Sala de lactancia equipada con dos líneas de alimentación y comederos  Gestal que pueden crear mezclas personalizadas

La siguiente frontera en la nutrición de cerdas lactantes

Los avances en la investigación sobre los requerimientos de nutrientes de la cerda lactante han hecho que tanto los académicos como los productores se den cuenta de la necesidad de alimentarla de forma precisa de acuerdo a las necesidades del hato y dichas necesidades pueden variar considerablemente de los valores publicados. Por ejemplo, en Swine NRC (Nutrient Requirements of Swine, publicado por el National Research Council en 2012), es un libro sobre cerdos muy referenciado) (2012), los requerimientos de nutrientes de las cerdas primerizas y las cerdas multíparas durante la lactancia tienen diferentes valores publicados, ya que se sabe que se encuentran en diferentes fases de crecimiento y productividad.

La investigación de Gauthier et al (2019) investiga la variabilidad de los requerimientos de nutrientes durante la lactancia y se ha encontrado que está altamente correlacionada con la tasa de crecimiento de la camada. Además, la paridad y la condición corporal son factores que afectan los requerimientos de las cerdas lactantes, sin embargo, es común en la industria porcina comercial alimentar a todos las hembras con una sola dieta durante la lactancia. Dado que se necesitaría un mínimo de dos líneas de alimentación y tolvas para tener la opción de más de una dieta de lactancia / nivel de nutrientes, en su mayoría nos hemos decidido por un enfoque de “talla única” para alimentar a la cerda lactante.

** LA EXPERIENCIA DE AMANDA ** En mi propia experiencia previa, he visto varios intentos de alimentar con dietas específicas a cerdas multíparas y primerizas con líneas de alimentación dedicadas a ciertas filas de jaulas dentro de las salas de parto. La mayoría de estos intentos fracasan o se abandonan debido a las fluctuaciones en el número de primerizas cargadas por sala o porque el personal simplemente no carga a los animales de acuerdo con su paridad designada / fila asignada para que se alimenten adecuadamente. En mi opinión, es importante tener la opción de alimentar cualquier dieta o combinación de dietas en cualquier lugar si se elige alimentar con múltiples dietas o mezclas durante la lactancia. **

Figura 6 (Gauthier et al, 2019) demuestra la variabilidad de los requerimientos individuales de SID Lys  de cerdas lactantes como una función de la tasa de crecimiento de la camada

Si bien algunas granjas progresistas de cerdas han tomado la decisión de instalar líneas de alimentación separadas para hileras de jaulas designadas para primerizas en las salas de lactancia, también se debe considerar que los requisitos de nutrientes de un animal pueden cambiar de un día a otro según la etapa de lactancia, la cantidad de cerdos amamantados, el estado energético y estado general de crecimiento de la cerda / primeriza.

Muy pocos sistemas de alimentación permiten el uso de dietas múltiples y sus mezclas durante la lactancia, pero estos programas permiten una alimentación de precisión según los requerimientos estimados de una cerda primeriza o multípara, ya que fluctúa durante la lactancia. El Gestal Quattro es uno de esos.

Varias áreas clave en la lactancia pueden beneficiarse del uso de mezclas de alimentos. A continuación se describen.

Área clave 1: Mezclar para cumplir con los requerimientos del animal.

Dentro de una sala de lactancia, se presentan múltiples partos y condiciones corporales durante cada turno y la primeriza y la cerda multípara varían considerablemente en términos de requerimientos reales. Primero, los nutriólogos generalmente formulan según los requerimientos de las primerizas, ya que a menudo no pueden consumir físicamente lo suficiente para satisfacer tanto los requerimientos de su propio crecimiento como los de la producción de leche para su camada.

En consecuencia, las cerdas maduras que en cambio necesitan ser alimentadas con g Lys / día y no tienen requerimientos de crecimiento adicionales, son a menudo sobrealimentadas con aminoácidos (AA). Con mediciones de ADFI (Promedio de ingesta diaria de alimento), día de lactancia y número de cerdos amamantados, podemos alimentar con mayor precisión los requisitos específicos de un animal si el sistema de alimentación lo permite.

Aunque estamos sobrealimentando aproximadamente a dos tercios de los animales (cerdas maduras) en las salas de lactancia con este enfoque actual ampliamente implementado, las primerizas y los animales de segunda paridad a menudo pierden un porcentaje considerable de peso corporal durante la lactancia y pueden tener dificultades para reproducirse, lo que lleva a implicaciones de rendimiento posteriores adicionales.

Como describen Strathe et al (2015), las necesidades de nutrientes de los animales lactantes suelen ser más altas en la segunda semana de lactancia, en la que las necesidades de nutrientes para la producción de leche, que sigue aumentando, superan los recursos disponibles por la ingesta de alimento. En particular, los animales de primera y segunda paridad, así como los animales en la segunda semana de lactancia, se beneficiarían considerablemente de tener acceso a una dieta más rica en nutrientes.

Figura 8-8 (Swine NRC, 2012) demuestra que los requerimientos de SID Lys son generalmente más altos en la segunda y tercera semana de lactancia.

Área clave 2: Mezclar para abaratar los costos de la dieta

Los modelos preliminares basados ​​en los niveles actuales de lisina SID proporcionados durante la lactancia indican que un productor podría ahorrar entre US $ 3.00 y $ 6.00 por primeriza por lactancia, y entre US $ 5.40 y $ 8.90 por cerda por lactancia con la combinación de dos dietas (0.53 y 1.25 SID Lys; precios obtenidos en diciembre de 2019) para cumplir con los requerimientos. Según esas estimaciones, la tecnología de mezcla de alimentos durante la lactancia y la infraestructura asociada podrían amortizarse rápidamente.

En el ejemplo anterior se proporciona una dieta más rica en nutrientes a animales más jóvenes y animales con un balance energético negativo, lo que permite una concentración de recursos en los animales que pueden beneficiarse más de un alimento más caro, mientras que en los animales maduros y aquellos cuyo consumo de alimento es satisfactoria para el mantenimiento y la producción de leche se puede ahorrar más dinero al consumir una ración más barata.

Además, a medida que muchos productores pasan a períodos de lactancia más largos, podrían beneficiarse aún más de la capacidad de alimentar una dieta de menor costo y menos densa en nutrientes, ya que el ADFI es generalmente alto al final de la lactancia.

Área clave 3: Mezclar para mitigar los impactos del estrés por calor

En períodos de estrés por calor, la ingesta voluntaria de alimento de las cerdas disminuirá hasta en un 22% (Silva, 2020), y la mezcla de alimentos podría usarse para modificar las raciones y ofrecer una dieta más rica en nutrientes durante los períodos de estrés por calor. Si un productor puede alimentar una dieta más rica en nutrientes y lograr la misma ingesta de energía y AA con un 22% menos de ingesta, esto podría resultar un método eficaz para mitigar el estrés por calor del verano y sus efectos tanto en las cerdas como en las camadas.

En este escenario, la mezcla de alimentos podría combinarse con tecnologías adicionales comunes a los comederos electrónicos que pueden estimular a las cerdas a comer durante las horas más frescas del día. Dado que el estrés por calor es aplicable en todas partes, hemos desarrollado estrategias para evitar las variaciones de temperatura.

Mezclar para reducir las tasas de desecho

Dado que la cerda prolífica moderna no consume mucho más alimento por día, pero está criando más cerdos por camada, no es de extrañar que muchos productores luchen con la pérdida excesiva de condición corporal durante la lactancia a medida que las demandas de la lactancia han aumentado. La importancia de que los animales salgan de la lactancia sin una gran pérdida de reservas corporales es imperativa en el ciclo reproductivo y es un área con la que los productores continúan batallando, especialmente en las hembras jóvenes. La pérdida de grandes cantidades de reservas corporales durante la lactancia puede provocar retornos irregulares al estro, un rendimiento reproductivo posterior deficiente y en última instancia, un desecho temprano del hato.

Como muchos productores están comenzando a cuestionar las altas tasas de sacrificio que se han vuelto normales en los hatos de cerdas, muchos están buscando opciones para reducir la cantidad de animales jóvenes que abandonan prematuramente el hato. La tasa de conservación del hato (superior al 50%) habla por sí sola de la necesidad de encontrar soluciones para reducir la tasa de desecho. La mezcla de alimentos durante la lactancia es una herramienta adicional que puede reducir la cantidad de animales que son sacrificados por razones reproductivas después de la primera y segunda paridad.

El futuro de la mezcla de alimentos durante la lactancia

Muchos productores están implementando sistemas y tecnologías “inteligentes” en sus operaciones para optimizar los datos recopilados en el corral y tomar decisiones fácilmente. Dentro de estas tecnologías y para los equipos de alimentación en particular, modelos como los propuestos por el modelo InraPorc de Gauthier y Dourmad se pueden utilizar para ajustar los requerimientos de nutrientes cambiantes según los cambios en parámetros como la ingesta de alimento, el número de cerdos amamantados y la etapa de lactancia. La implementación de tales programas es el siguiente paso hacia la alimentación precisa de los requerimientos variables de las cerdas y la disminución de los costos de alimentación.

Feed blending in lactation - Gestal Quattro

Cada tolva se divide  (un total de dos tolvas de reserva) y se pueden llenar con una dieta distinta para usarla sola o como parte de una mezcla